Tipos de tejas, cuidados e ideas de decoración

Las tejas son un material que ofrece una amplia variedad de ideas decorativas. Por eso, a lo largo de este artículo dedicado a las tejas, te contaremos todos los trucos y secretos que necesitas conocer para aprender a decorar con este material, pero también para su correcta manutención y limpieza. Consulta nuestro catálogo de cerámicos y las ideas para renovar la decoración de tu hogar te vendrán solas. ¡La mejor calidad en Matmap!

Entérate de las novedades y no pierdas la oportunidad

Suscríbete a nuestro boletín informativo y te enviaremos un correo mensual con las novedades que veamos más interesantes para ti. No te preocupes, ¡no seremos pesados!

4 + 3 =

Las tejas son los elementos más característicos de los tejados. Son la pieza principal con la cual se componen, de ahí su nombre. Una teja no es ni más ni menos que una pieza de barro cocido —o de otro material— con forma acanalada y aspecto rojizo generalmente que se instala sobre la cubierta de los edificios. Estas tejas están pensadas para que sobre ellas se pueda canalizar el agua, así como la nieve o granizo, evitando las filtraciones en su interior.

En este artículo te explicamos cuáles son los principales tipos de tejas que podemos encontrar, así como algunas ideas y técnicas para hacer tejas decoradas rústicas, cómo limpiar un techo de tejas y todo lo relacionado con los cuidados y mantenimiento de las tejas en general.

Tipos de tejas

No todas las tejas tienen la misma forma ni están fabricadas con los mismos materiales. Dependiendo del tipo de teja que se utilice, el aspecto y el material puede cambiar entre una y otra. Si nos fijamos en el aspecto, podemos distinguir los siguientes tipos de tejas:

Teja romana

Las tejas romanas son tejas que tienen la parte del canal plana, pero cuentan con una curvatura en sus extremos que se junta con la curvatura de las sucesivas tejas dispuestas enseguida. Esta curvatura —donde coinciden los márgenes de dos tejas— se recubre con otra pieza curva para evitar la filtración del agua.

Teja árabe

Son una de las tejas más utilizadas desde siempre. Las tejas árabes consisten en una sola pieza con aspecto curvado —como si se tratara de un tronco partido por la mitad—. Estas tejas cubren con todas las necesidades de la teja. Por un lado, se consigue crear los canales y, por otro, la cubierta total de los tejados, para que quedan aislados de la lluvia, nieve o granizo. Este tipo de teja es también llamada comúnmente teja curva. 

Teja mixta

La teja mixta tiene una forma curva, por un lado, y una forma plana, por otro. Esta última es la que cumple con la función de canal al ensamblarse con el resto de las tejas. Este tipo de teja, también conocida como teja belga, tiene un resalte en cada lateral para favorecer el ensamblaje con el resto de las tejas. Es muy utilizada en la actualidad.

Teja Marsella

Es una teja de origen francés. Este tipo de teja tiene un aspecto muy similar a la teja plana, aunque cuenta con dos canales con forma de tronco abierto por pieza. Uno de los extremos —el más grande— cuenta con una ranura mientras que el otro tiene una solapa.

Teja plana

Esta teja tiene un aspecto rectangular. Estas tejas se colocan en líneas horizontales, una encima de las otras. Las tejas planas cuentan con acanaladuras y resaltes, sin embargo, necesitan piezas especiales para resolver las limas —o espacios que se quedan al juntarse dos vertientes de un tejado—. La más tradicional se llama teja plana alicantina porque la mayoría de estas tejas se producían allí.  

Teja flamenca

Este tipo de teja es más grande que las anteriores. La teja tiene una forma de “S” o de ola.

Pero no solo en función del estilo o del aspecto podemos establecer los distintos tipos de tejas más comunes, sino que, dependiendo del material empleado para su elaboración, también podemos encontrar los siguientes tipos de tejas:

Tejas cerámicas

La mayoría de las tejas que se utilizan y que podemos encontrar en los edificios antiguos están hechas con materiales cerámicos, concretamente de barro cocido. Es por ello que tienen un aspecto rojizo. Estas son, en muchos casos, tejas decoradas con diferentes formas y colores.

Tejas metálicas

Este tipo de teja es uno de los más modernos. Las podemos encontrar en algunas viviendas, así como en la cobertura de muchas fábricas o complejos industriales.

Tejas de hormigón

Estas tejas se encajan entre sí gracias a su aspecto con dientes en los extremos. Son tejas muy similares a las mixtas, pero hechas con hormigón.

Tejas plásticas

Este tipo de tejas pueden ser opacas en forma de paneles o piezas que encajan entre sí y también transparentes en forma de paneles ondulados o celulares.

Cómo hacer tejas decoradas rústicas

¿Sabías que las tejas pueden ser utilizadas como elemento decorativo? Así es, si has cambiado la cobertura de tu tejado, quizá puedas aprovechar alguna de las piezas de cerámica que te han sobrado para hacer tejas decoradas. Da igual la forma que tenga el tipo de teja, aunque sí es recomendable que estas sean tejas cerámicas. Así pues, mi recomendación es que utilices las que tienen forma de teja árabe o las tejas planas —aunque, si no tienes este tipo de tejas el resto de tejas también pueden servirte—. A continuación, te explicamos algunas ideas sobre cómo hacer tejas decoradas rústicas:

Pintar las tejas

Lo primero que podemos hacer, la forma más sencilla para hacer tejas decoradas, es aplicar una capa de pintura. Para ello necesitamos una pintura especial para cerámica. Este tipo de pintura puede ser la pintura al látex, la acrílica o el epoxi. Cualquiera de estas pinturas puede servir para fijar la capa de pintura a la teja.

Crea formas diferentes

Dependiendo del tipo de teja que utilices, así como de lo habilidoso o habilidosa que seas, puedes crear una decoración u otra. En este caso, respondiendo a la pregunta inicial sobre cómo hacer tejas decoradas rústicas, necesitarás utilizar arcilla lista para moldear. Con la arcilla podrás crear las formas que desees para posteriormente fijar sobre la baldosa. Asegúrate que la baldosa está en perfecto estado y que no tiene ninguna fisura, antes de ponerte a trabajar con ella. Por supuesto, para que el resultado quede estupendo, cuando la arcilla se seque píntala. Algunas ideas para hacer con tejas decoradas son figuras de casas con doble altura, así como faros en miniatura.

Cuelga la teja

Cuando acabes de hacer tu teja, puedes optar por fijar sobre ella un gancho para que esta pueda colgarse en la pared a modo de decoración. También puedes optar por colocarla sobre una estantería. Asegúrate de colocar la teja al sol antes de colocarla para que se seque la arcilla o la pintura.

Cómo aislar un tejado de uralita

La uralita, también conocida como fibrocemento, es un material utilizado en la construcción que se constituye por un aglomerante, como el cemento o el silicato de calcio, y se refuerza con fibras orgánicas o sintéticas, así como por algunos minerales. Algunas de las fibras de refuerzo empleadas en la uralita o en el fibrocemento son las fibras de vidrio. Antiguamente se empleaba el amianto o el asbesto —pero se retiraron del mercado al ser consideradas cancerígenas—.

El tejado de uralita es un tipo de construcción que no necesita de ningún tipo de teja, ya que este tiene forma ondulada, o de olas, y por él cual circula el agua de la lluvia, nieve o granizo a modo de canal. Por lo general este tejado se utiliza como sustituto de las tejas árabes, las tejas planas o las tejas cerámicas en general, ya que resulta más económico. Por supuesto, este tipo de cobertura no tiene tejas decoradas, aunque sí puede ser aislado para que no entre el fío ni el calor —ya que, en general, sus capacidades aislantes son menores que en los diferentes tipos de tejas—. Si esa es tu intención, lo primero que debes hacer es comprobar que las placas que tienes instaladas no contienen ningún componente tóxico, para ello siempre debes consultar a un profesional. Una vez comprobado, necesitamos lo siguiente:

Aislamiento externo

Respondiendo a la pregunta sobre cómo aislar un tejado de uralita, una de las mejores y más efectivas soluciones es la de llevar a cabo una obra de aislamiento externo. Aunque esta es la opción más costosa, resulta la más efectiva. Y es que en muchas ocasiones los tejados de uralita fueron utilizados en viviendas antiguas debido a que resultaban más económicos. Para ello, es necesario consultar a un profesional.

Aislamiento interno

Si te decantas por llevar el aislamiento desde el interior de la vivienda debes tener en cuenta que esto te restará, al menos, unos 5 o 10 centímetros de altura. En este caso, puedes crear una cobertura aislante creando una cámara de aislamiento debajo de la uralita y cubrirlo con una placa de yeso laminado. La cámara de aislamiento es un espacio vacío que sirve para poder mantener las temperaturas estables.

Haz ventilaciones

Si el problema es que tu vivienda suele calentarse mucho debido al techado de uralita, entonces quizá puedas optar por llevar a cabo algunos sistemas de ventilación mediante rejillas. Cuando hagas estas rejillas debes tener en cuenta que el aire circule adecuadamente por ellas y que se genere corriente. Ahora bien, cuando llegue el invierno necesitarás tapaderas para aislar de nuevo el techo de uralita.

Estas son solo algunas opciones que puedes llevar a cabo respondiendo a la pregunta sobre cómo aislar un tejado de uralita aunque, si no tienes conocimientos sobre albañilería, será mejor que contactes con un profesional para que se encargue de las obras.

Cómo limpiar un techo de tejas

Quizá, lo más bonito no sea ver un techo de tejas que ha sido invadido por el musgo o el moho, aunque debes saber que estos sirven en muchas ocasiones para aislarlas y evitar las filtraciones, así como para mantener la temperatura. Esto es así debido a que estos hongos y plantas, así como el polvo, se instalan sobre los poros de las tejas y los obstruye. De esta forma las tejas tienen menos permeabilidad. Lo podemos ver en todo tipo de tejas de edificaciones antiguas y patrimoniales, como las tejas árabes, las tejas planas y las tejas cerámicas en general.

  • Retirar los restos de suciedad: Lo primero que debemos hacer, en cualquier caso, es retirar cualquier resto de suciedad que no esté fijado sobre las tejas y que haya podido quedarse enganchado sobre ellas. Para ello, lo más recomendado es utilizar una escoba e ir tirando los restos de ramas, piedras o polvo.
  • Aplicar productos químicos para eliminar el moho: Lo siguiente que necesitaremos será aplicar un producto químico para poder eliminar desde la raíz el moho o musgo que pueda hacer crecido en las tejas. En el mercado podemos encontrar diferentes productos concentrados específicos para ellos. Cuando lo apliquemos será conveniente que utilicemos un dispensador o una sulfatadora para que pueda alcanzar todas las tejas del cobertizo.
  • Limpia nuevamente las tejas: Cuando hayas aplicado el producto antihumedades para el tejado deberás dejarlo actuar unas cuantas horas hasta que elimine por completo los hongos o musgos. Tras ello, deberás asegurarte de que estos han sido eliminados y retirar los restos que hayan podido quedar. En caso de que hayan quedado algunos hongos, vuelve a aplicar el producto.
  • Mejora el aspecto: Hasta aquí hemos respondido a la pregunta sobre cómo limpiar un techo de tejas. Ahora bien, si quieres que las tejas tengan otro aspecto, como las tejas decoradas, o que simplemente luzcan mejor. Será conveniente que apliques otros productos que les haga recuperar el color. Para ello tendrás que llevar a cabo otras actuaciones, como la impermeabilización.

Cómo reparar goteras en tejados

Las goteras en el tejado pueden ocasionarse debido a diferentes causas. Por lo general cuando tenemos una gotera en el tejado de nuestra vivienda —si esta es individual— nos daremos cuenta cuando aparezcan humedades en el techo del interior de la vivienda. Aunque también es posible que lo veamos a través de las filtraciones. Como mencionábamos, el motivo por el cual puede haber una filtración o humedad tiene varias razones aunque, por lo general, existen dos causas habituales —siempre, refiriéndonos a las tejas cerámicas, como las tejas planas o las tejas árabes, o a cualquier tipo de teja de este material—.

Para responder a la pregunta sobre cómo reparar goteras en tejados, pues, debemos en primer lugar identificar el motivo por el cual se está produciendo la filtración. Para ello tendremos que subir al tejado y comprobar si existe alguna teja rota. En caso de que esto sea así, tendremos que cambiarla para colocar una teja nueva que se acople perfectamente y que facilite la canalización del agua. La manera sobre cómo poner teja plana depende, principalmente del tipo de tejado que tengamos y de si estos tienen limas o no. Ahora bien, si al subir al tejado comprobamos que no existe ninguna teja rota, en ese caso lo más probable es que exista un problema de impermeabilización. Para impermeabilizar una teja tendremos que aplicar una capa de material aislante mediante una sulfatadora para que cada teja quede perfectamente impregnada de material aislante.

Otra opción si hay muchas tejas rotas, siempre que la estructura de se conserve en buen estado, es colocar placas bituminosas sobre teja, esta es una solución económica ya que no te obliga a desmontar el tejado sino que se instala directamente sobre él.

La teja, o teja decorativa, es la parte más visual y estética del tejado —que además sirve como capa impermeable—, aunque debes tener en cuenta que el tejado cuenta con otros materiales y una estructura más compleja que, en su conjunto, sirve para mejorar el aislamiento, así como la impermeabilización y la fijación de las tejas. Estas son la cumbrera, las limas, las chimeneas, los paneles sándwich, los rastreles y las planchas bituminosas, entre otras. En caso de que percibamos un desperfecto sobre ellas, la solución a cómo reparar goteras en el tejado será más compleja, por lo que será más conveniente contactar con un profesional.

Cómo instalar teja plana

La teja plana es una de las tejas tradicionales más utilizadas en la actualidad para llevar a cabo las coberturas de los tejados —como las tejas árabes u otras muchas tejas cerámicas—. Este tipo de teja es una teja decorada muy bonita y con un diseño muy sencillo, disponible en diferentes colores y tamaños.

 

Por lo general, la teja plana cuenta con acanaladuras y resaltes y se coloca una encima de la otra, aunque suelen necesitar piezas especiales para resolver las limas. Respondiendo a la pregunta sobre cómo instalar teja plana, necesitaremos llevar a cabo los siguientes pasos:

  • En primer lugar, necesitaremos colocar rastreles de madera o de PVC a la altura correspondiente. Es recomendable que hagas marcas sobre las placas bituminosas debajo de las tejas. Ten en cuenta que los rastreles deben ser clavados siempre sobre la parte curvada de las placas bituminosas. Asegúrate, así mismo, que los rastreles queden bien clavados y ten cuidado al clavar el clavo para que no se astillen. Hay muchos tipos de placas bituminosas para colocar debajo de las tejas, y tienen formas distintas dependiendo del tipo de teja a instalar (curva, plana, mixta, etc).
  • Lo siguiente que tendrás que hacer será colocar las tejas. Lo que tendrás que hacer es atornillarlas al rastrel. Ten en cuenta la salida de 5 cm sobre el alero, para facilitar la caída del agua sobre el canalón. Ve colocando y atornillando a cada rastel las diferentes tejas hasta que llegues a la cumbrera. Es posible que tengas que cortar con un disco la parte sobrante.
  • Lo siguiente que debes hacer para finalizar con la pregunta sobre cómo instalar teja plana es llevar a cabo los remates. Para ello tendrás que tener especial cuidado con la cumbrera para que no haya filtraciones posteriores. Para ello necesitarás tejas de cumbrera, que son como un tronco abierto por la mitad. Estas deben ser colocadas con cemento —lo más aconsejado es que se haga al concluir todos los remates necesarios del tejado—. En el caso de que haya huecos entre las filas de tejas de varios faldones o en las limas, tendrás que hacer uso de espuma de poliuretano para mejorar el aislamiento y evitar las filtraciones. Los laterales del tejado, por otro lado, deben ser rematados con tejas de ángulo recto especiales.

Cómo reparar un tejado de uralita

Las roturas de los tejados de uralita o fibrocemento son roturas que pueden ser solucionadas fácilmente —siempre y cuando estos sean de nueva construcción y no contengan amianto, en cuyo caso será aconsejable contar con un equipo de profesionales, ya que esta sustancia resulta tóxica—.

 

Al igual que las roturas en las tejas cerámicas, como las tejas árabes, las tejas planas o las tejas decoradas—y en definitiva cualquier tipo de tejas—, la rotura de una teja de uralita conlleva una serie de inconvenientes que por lo general acaba derivando en filtraciones de agua cuando llueve.

Para responder a la pregunta sobre cómo reparar un tejado de uralita será necesario que, en primer lugar, nos encarguemos de limpiar todo el contorno sobre el cual se encuentra la rotura, de manera que lo dejemos preparado para el próximo paso. Si es sin amianto, este puede ser rascado con un cepillo de púas de alambre. A continuación, tendremos que utilizar un tipo de pegamento especial, o banda butílica impermeable, apto para diferentes tipos de uniones. Lo último será colocar un film protector en la zona de la rotura de manera que este evita que haya filtraciones, así como que haya adherencias sobre su capa superficial una vez que haya sido instalado.

Ten muy en cuenta el material con el cual ha sido fabricado tu tejado de uralita, antes de nada. Es importante que te asegures ya que los tejados antiguos cuentan son sustancias que son perjudiciales para la salud por sus efectos cancerígenos.

Otra ventaja de este tipo de tejados es que se puede realizar un lucernario con mucha facilidad. Como complemento a las placas de fibrocemento existen las placas de poliéster reforzadas también con fibra de vidrio que encajan a la perfección. Colocan estas placas onduladas semitransparentes puedes conseguir que pase la luz por algunas zonas de tu tejado.

Raquel Camps

«Una muy buena opción. Atentos y efectivos. Asesoramiento des del primer momento y seguimiento del pedido impecable. Volveré a confiar en ellos!» 

Helena

«Todo genial y muy amables»

New Home Inmobiliaria

 «Muy buena atención al cliente, siempre pendientes de todo y asesorándome. He comprado azulejos y suelo, todo perfecto, me he ahorrado bastante dinero, han sido rápidos y el material es de la calidad que esperaba. Sin duda volveré a repetir la experiencia.»

Catalina Lagura

 «Quería una puerta de segunda mano para mi casa y contactaron con los almacenes de derribo con los que trabajan hasta encontrar una puerta con las medidas que necesitaba. Fueron muy amables y atentos.»

MatMap es la plataforma descentralizada de compraventa de cerámicos para la construcción. Ayúdanos a acercar el sector a un modelo de economía circular.

NUESTRAS OFICINAS

C/ Lleida, 9, Entlo. Dcha.
03012 Alicante

 

ContactA con nosotros

info@matmap.com
+34 644 237 937

 

Open chat